.

.
.

domingo, 1 de noviembre de 2015

BALLET RUSO Y EL CAMBIO EN LA MODA

En 1910  hubo un cambio rotundo en la moda, influenciado por el "Ballet Ruso"
que recorría los escenarios europeos.
Los colores llamativos y la onda oriental, reemplazó la supremacía
en tonos pastel y las faldas largas.



Bailarinas como la sensual Isadora Duncan y la enigmática Mata Hari, se transformaron en íconos de belleza.
Gracias a esto las mujeres se atrevieron a desafiar los sólidos principios morales que las ataban y comenzaron a mostrar el cuerpo, lo que no fue nada fácil sin la intromisión de la iglesia.
Los cuellos antes "hasta las orejas" dieron paso al escote en "V" y las faldas se acortaron levemente, dejando al descubierto los tobillos, lo que por supuesto causó estupor en la época porque durante siglos las piernas femeninas habían sido el símbolo erótico que "provocaba la lujuria en los hombres" y que por ello, debían ser escondidas



                                                          (Isadora Duncan)

En 1918, luego de la primera guerra mundial, la falda campana cedió el paso a los cortes rectos, "tipo tubo". El muy utilizado corsé cambió su estrategia, ahora se utilizaría para disminuir el busto y no para levantarlo como en tiempos anteriores.
El "corsé alisador" y los vestidos acinturados en la cadera, trazaron el nuevo tipo de belleza Y de mujer, las que buscaban parecerse más a los muchachos que a las antiguas beldades femeninas.




Así surgió el estilo Garzonne, en donde las mujeres para lograr más aún el parecido con los hombres, se cortaron el pelo y perfilaron las cejas, comenzaron a salir a bailar y trataban de eliminar los patrones preestablecidos que diferenciaban las clases sociales.
Ahora hasta podría ser bien visto ser amiga o parecerse a las cortesanas de "vida alegre".



                                                                 (Mata Hari)

En la plena época de la post guerra y personificando a esta nueva generación de mujeres independientes y modernas, apareció la mitológica Coco Chanel.
Su estilo representaba la revolución femenina y la economía que debía surgir en época de recesión.



                                                              (Coco Chanel)

Por esta razón, introdujo materiales más simples y menos costosos que el chiffon, el tul y la seda.
Entonces creó los trajes de punto, tejidos finos que otorgaban más y mejor flexibilidad para la nueva mujer, la que además ponía énfasis en la práctica deportiva, incentivada por la reciente costumbre de ocupar el tiempo en algo útil.