.

.
.

domingo, 22 de junio de 2014

ESTOY INVITADA!

Cuando somos invitadas a una boda, lo habitual es que queramos lucir perfectas para acompañar a la pareja que ha querido compartir ese momento tan especial con nosotros. 



Además, si la ceremonia es de noche, puede que la idea de encontrar un diseño largo se convierta en una búsqueda larga y costosa, sobre todo si no estamos acostumbradas a llevar este tipo de diseños.
 Si nos cuesta ponernos un vestido largo en las ocasiones especiales, como ésta, debido a que en nuestra vida diaria no solemos usarlos, lo mejor es apostar por un diseño sencillo y liso que no nos haga sentir disfrazadas.
  Para ello, podemos decantarnos por colores neutros, como el negro., o incluir tonos con los que acostumbremos a vernos lo más favorecidas posible.



Un vestido largo de aire romántico puede ser perfecto para celebraciones que tienen lugar al aire libre, donde buscaremos un look natural que deje el protagonismo total a nuestro diseño.

En este caso los colores pastel, como rosa, azul, pueden ser los más indicados, pudiendo introducir detalles de encaje, pedrería, estampados florales, etc.



En las últimas temporadas el estilo vintage se ha puesto más de moda que nunca. 

Sobre todo la década de los años veinte, gracias al éxito de la película El Gran Gatsby. 

Así, surgen diseños que dejan ver los tobillos, una alternativa perfecta para vernos menos raras, y otros llenos de brocados y estampados de lo más inspiradores.







 La soltera que agarre el ramo que la novia lanzó de espaldas será la próxima en casarse y tendrá buena suerte.
Disfruta de la Boda de los Novios.