.

.
.

martes, 25 de marzo de 2014

EL ARTE DE DOBLAR

Empacar puede ser una enorme tarea cuando estás intentando meter todo lo que necesitas llevar en tu maleta. 

Enrollar las camisas en vez de doblarlas impide obtener pliegues y arrugas en tus camisas de vestir. 
Como bono adicional, rodar tu ropa también crea más espacio en tu equipaje.
En cuanto aprendas el arte de doblar una camisa, te darás cuenta de que puedes usar la técnica para empacar la ropa en una maleta o para organizar los cajones de tu vestidor.

OCHO SIMPLES PASOS

1.         Prepara una superficie para doblar tu camisa, ya sea una mesa o cama que tenga suficiente espacio para dejarla con las mangas extendidas.
2.         Abotona toda la camisa.
3.         Coloca la camisa en el área para doblarla, con los botones hacia ti. Extiende las mangas y quita todas las arrugas con las manos.
4.         Comienza en el lado derecho, dobla la manga derecha hacia adentro del cuerpo de la camisa, de modo que el puño derecho alcance la costura lateral inferior izquierda. Imagina que cruzas el brazo derecho a través de tu cuerpo y pones la mano derecha sobre tu muslo izquierdo. La costura del hombro del borde derecho debe alinearse con la costura de la parte derecha de la camisa. Alisa las arrugas.
5.         Doble la manga derecha hacia atrás en forma diagonal, por debajo de la zona de los hombros, y por encima del área del codo, de modo que la costura lateral y la de la manga se alineen. Alisa todas las arrugas con las manos
6.         Doble el lado derecho de la camisa a la mitad, de modo que la costura lateral quede sobre los botones en el centro de la camisa. Repite los pasos 2 al 6 para el lado izquierdo. Alisa todas las arrugas.
7.         Dobla el cuello y los hombros hacia abajo para que no se arruga el cuello (aproximadamente a 9 1/2 pulgadas - 24.13 cm). Doble la parte inferior o la cola de la camisa hacia arriba (aproximadamente a 4 1/2 pulgadas - 11.43 cm) o hasta que el doblez alcance la parte inferior de los puños. Alisa las arrugas.

8.         Dobla juntas las mitades inferior y superior hasta que la camisa tenga la medida deseada. Elimina las arrugas.