.

.
.

viernes, 28 de marzo de 2014

EL CULTO AL CUERPO PLUS

 El culto al cuerpo imperante en la actualidad influye en la concepción que algunas personas obesas tienen de sí mismas. 


De sentirse insatisfecho con la propia imagen se puede pasar a una estado permanente de tristeza y de aquí desembocar en el enclaustramiento doméstico. 

Un aislamiento social que, en los casos más agudos, puede degenerar en una relación de dependencia basada en el "tú me aceptas y yo dependo de ti".  
Muchos obesos establecen una relación con la comida no fundamentada únicamente en el hambre, sino también en el placer. 

En determinados casos de gran sobrepeso, se ingieren alimentos en grandes cantidades por razones de "ansia, aburrimiento o gula". 
La labor del psicólogo es muy importante porque ayuda a los pacientes a reducir los niveles de ansiedad. 

Cuando se trata de nuestra autoestima, nosotros gordos y obesos somos como niños, caminando paso a paso, creciendo y aprendiendo. 

En la medida que nuestro amor propio crezca, seremos capaces de procurar lo mejor para nosotros, tomar decisiones más sensatas y acertivas, así como de construir la mejor versión de nosotros mismos.

Todos somos conscientes del gran poder que tienen las palabras no sólo a la hora de trasmitir información o argumentar nuestras ideas, sino también a la hora de provocar reacciones emocionales en nosotros mismos y en los otros.